Cómo convertirse en un animador de ventas y entrenar en el comercio

En el contacto directo con los clientes, reconocerá al promotor de ventas o al líder de ventas a primera vista. Colocado al final de la góndola en supermercados, tiendas especializadas o ferias, destaca un producto con un fuerte sentido del comercio. Atraído por esta actividad, averigua cómo acceder a ella y entrénate.

Coordinador de ventas, ¿en qué consiste?

“¿Una pequeña degustación?” “Si compras dos cajas, te daré un cupón”… Son frases que has oído cientos de veces al empujar tu carrito de la compra en el supermercado o al pasear por los pasillos de una feria. Pero detrás de estas llamadas hay un profesional: el promotor de ventas o animador.

A cargo de la animación comercial en una tienda, es el trotamundos de las ventas. Viaja en cada misión para ayudar a los consumidores a descubrir un producto. Es un trabajo agradable, que tiene lugar en contacto con otros, pero que no puede ser improvisado. Para dirigir un stand y generar ventas, es absolutamente necesario tener la fibra comercial y saber cómo interesar a los clientes. Para ello, con o sin micrófono, el promotor de ventas sale a conocer a los clientes potenciales. Alaba los méritos de sus productos y los empuja a consumirlos.

Además, trabaja en conjunto con el gerente de la tienda, el gerente del departamento y el representante de la marca, ante quienes es responsable. Así que este trabajo no se limita a dirigir el puesto. También es necesario instalar las pantallas, el equipo y los productos de antemano. Un stand bien diseñado será más atractivo y generará más ventas, por lo que es importante hacer lo mejor posible.

Promotor de ventas, ¿para quién?

La principal habilidad para ser un animador de ventas es tener sentido comercial. Siendo la venta el primer objetivo, sin un buen bagout, el volumen de negocios será bajo. Burlarse del cliente con regalos o descuentos, convencerlo del interés de un producto, o simplemente hacer que se interese, son parte de su vida cotidiana.

Por último, pero no menos importante, la frecuencia de los viajes. Ser un líder de ventas significa que le gusta cambiar el lugar de trabajo y por lo tanto el ambiente a menudo. Se mueve según los acontecimientos y las necesidades de sus empleadores en una zona geográfica más o menos extensa. Para ello, deben ser capaces de adaptarse bien.

Finalmente, el promotor de ventas pasa el día de pie, con sólo breves descansos. Por lo tanto, su condición física debe ser lo suficientemente buena como para soportar una posición prolongada.

Para entrenar como animador de ventas

Con un salario medio de 1940 a 2782 euros brutos al mes, y unos 20.000 puestos al año por cubrir, la profesión de animador de ventas atrae.

Además, aunque no se requiere ningún diploma y las habilidades son los primeros parámetros que se juzgan, las personas entrenadas son apreciadas. Muchos quieren ir en esta dirección, es mejor diferenciarse y justificar una formación de calidad.

Dependiendo de los productos a promocionar, un diploma que va desde el CAP/BEP hasta el Bac+2 en un campo específico puede ser una ventaja.

Para desarrollar el conocimiento y el sentido de los negocios, la educación a distancia es otra alternativa. La flexibilidad, la adaptabilidad a sus limitaciones y la autonomía serán el centro de su aprendizaje. Todos estos son activos que, junto con los medios de enseñanza adaptados y el apoyo de calidad, le proporcionarán el conocimiento necesario para ser un líder de ventas de primera clase!

Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable YTEC .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios banahosting.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies